Masoneria – Cadena de Union

CADENA DE LA UNIÓN

 

Por

Alfredo Sánchez Villanueva

Ven:. Mtro.

2013

  1. L. S. “Gral. Pedro José Méndez, Luz” No. 83

Cd. Victoria, México

 

 

 

Tratando de desentrañar algo del origen de la Cadena de la Unión y su significación, he de mencionar que “jalando” algunos hilos de la madeja de la historia, tal parece que la Cadena se remonta a la época del trabajo operativo de la construcción de catedrales europeas; en donde al parecer los Compagnonnage (compañerismo) fueron quienes realizaron por primera vez este tipo de prácticas. Es de señalar que los Compagnonnage eran un grupo de trabajadores agrupados colectivamente con diferente especialidad (carpinteros, talladores, herreros, zapateros, etc.) Cuyo propósito era el apoyo económico, la protección laboral, la educación y la transferencia de conocimientos entre todos sus miembros. Y lo más interesante es que nunca llegaron a existir en Inglaterra. Los símbolos de la Masonería y del Compañerismo son muy diferentes, aunque contienen algunos elementos comunes. El Compañerismo existió en la época de oro de las Catedrales y su principal organización fue a través de las corporaciones donde se clasificaron a sí mismos en:

  • Aprendices,
  • Oficiales y

 

  • los Aprendices trabajaban ……..las piedras,
  • los Oficiales tallaban ……………….la madera
  • los Maestros trabajaban………….los metales.

Y la planeación de su trabajo era mediante lo que ellos llamaban tours por toda Europa, principalmente en la zona de lo que hoy es Francia, Alemania y Bélgica, de ellos viene la expresión conocida como “Le Tour de France”. Con el cisma religioso de Lutero, mismo que cundió por toda Europa; obligo a que en el año de 1655, mediante un edicto de los Doctores de la Universidad de París, condenó a los Compagnonnage a certificar la existencia de rituales no controlados por las autoridades religiosas y; en 1685 con la revocación del Edicto de Nantes, conllevo a una división interna del Gremio; tanto en protestantes y católicos y, con el triunfo del catolicismo en Francia, obligó a la parte protestante a unirse bajo el amparo y protección de las logias operativas y; “desarrollar” ritos de oración común, los que a su vez; al parecer fueron incorporados gradualmente a las logias operativas, como bien lo pudo ser la Oración de todos los hermanos en cadena y en unión (Salmo 123). Actualmente muchos de los símbolos de las logias y Grandes Logias más antiguas en Europa, tienen por distinción en el uso de la marca (Mark Master) El compás y la escuadra pero en posición del grado de Compañero, generalmente se aplicaba a la llamada Pieza Maestra (piedra fundamental) lo que sugiere una presencia operativa muy fuerte del Compañerismo dentro de sus logias. La acción que realizan los masones de tomarse las manos con los brazos entrecruzados a la altura del pecho de todos los integrantes del taller alrededor del cuadro de la logia (del Zenit del Ara) y entorno a los tres pilares de la Sabiduría, Fuerza y Belleza momentos antes de clausurar los trabajos, se le conoce como el rito de la Cadena de la Unión. Esta acción se sugiere que formaba parte integral del trabajo de las logias operativas al igual que el ágape posterior y, que de algún modo su uso fue suprimido o limitado con el paso del tiempo. Con el surgimiento de las logias especulativas, el Cuadro del piso de Logia que muchas obediencias anglosajonas aun utilizan, representa la logia (el cosmos); mismo que los franceses sustituyeron al adornar físicamente los talleres masónicos con estos elementos, colocando la Cadena de la Unión o la Cuerda de Nudos (lazos de Amor) en lo más alto del salón de la logia y respetando el piso dentado (ajedrezado) como alusión directa (como es arriba es abajo) a la fraternidad masónica, pues “es el amor fraterno la fuerza que concilia los contrarios y resuelve todas las oposiciones en la unidad del Principio”. El entrelazamiento de manos y brazos representa la unión de los eslabones y su unidad en torno a sus Grandes Luces (Escuadra, Compas y Vol:. De la L:. S:.) símbolos representativos de la Fraternidad (Salmo 133) y nunca deben faltar ninguno sin los otros al momento de la apertura, desarrollo y clausura de los trabajos. Dicha Cadena de unidad debe ejecutarse invariablemente en el Nivel (primer piso) que es el lugar donde se despliega el concepto de la Igualdad (Amos 7-7) y la unión y medición (Nivel, Plomada y Escuadra) de todos los eslabones del taller. Estas tres herramientas están representadas y a ellas es mi referencia, en las Joyas móviles que portan las Dignidades del taller al acudir al acto de entrelazamiento. Finalmente las tres columnas que representan la Libertad o si se prefiere la trinidad característica del Hombre creado en libre albedrío: Fuerza (lo físico, el cuerpo, los sentidos, órganos, esqueleto, etc.). Sabiduría (lo mental, el alma, pensamientos, ideas, emociones, instintos, etc.) Belleza (Lo espiritual, la conciencia, el discernimiento, la intuición, etc.). Existen cadenas de unión naturales dentro del mismo Universo, como son la cadena de átomos en la materia, la cadena del ADN en la genética, etc. Pero continuando con la tradición del Compañerismo, este rito de índole religioso, tomó un giro fundamental en el ritualismo interno de las sociedades secretas. Bajo la promesa de que “ahí donde dos o tres se reúnen en mi nombre allí estoy yo”, dicha unión que más que unión es la unicidad iniciática para elevar una plegaria siempre de alto contenido espiritual al Gran Arquitecto del Universo, o bien ya sea para transmitir la palabra perdida, o para realizar cualquier acto de Comunión entre todos los hermanos “juntos y en armonía…” según decreta el salmo 133. Con la “caída del sol”, la llegada de la “media noche en punto”, o bien “cuando las tinieblas invaden el santuario”, preciso es recoger el salario masónico de nuestros trabajos y retirarnos al recreo; no sin antes realizar los juramentos de discreción del grado. Y por último, elevar las plegarias de agradecimiento al GADU como parte de una de tantas obligaciones para con Él. “¡Arquitecto Supremo del Universo! ¡Fuente única de todo bien y de toda perfección! ‘Oh Tú! Que siempre has obrado para la felicidad del hombre y de todas Tus criaturas; te damos gracias por Tus paternales beneplácitos, y te conjuramos para que los concedas a cada uno de nosotros, según Tus consideraciones y según nuestras necesidades. Esparce sobre nosotros y sobre todos nuestros Hermanos Tu celeste Luz. Fortifica en nuestros corazones el amor hacia nuestras obligaciones, a fin de observarlas fielmente. Que puedan nuestras reuniones estar siempre fortalecidas en su unión por el deseo de Tu placer y para hacernos útiles a nuestros semejantes. Que ellas sean por siempre la morada de la paz y de la virtud, y que la cadena de una amistad perfecta y fraterna sea en lo sucesivo tan sólida entre nosotros que nada pueda alterarla. Así sea”. Francisco Ariza dice que: “Las individualidades, o mejor, la idea de lo individual y lo particular que cada componente de la cadena pudiera tener de sí mismo, desaparece como tal para formar un solo cuerpo que vibra y respira a una misma cadencia rítmica. La cadena de unión deviene así un círculo mágico y sagrado donde se concentra y fluye una fuerza cósmica y teúrgica que asimilada por todos y cada uno de los integrantes de la misma les permite participar del verdadero espíritu masónico y de su energía salutífera y regeneradora.” Pero lo anterior no siempre ha sido así, con el paso del trabajo operativo al especulativo, surgieron los ritos y costumbres; los cuales con el paso del tiempo y la expansión por los lugares más diversos del mundo, en muchos Orientes masónicos fueron suprimidos los actos de la Cadena de la Unión, como por ejemplo en los Estados Unidos. Mientras que en algunas Logias de Inglaterra, aunque tampoco se acostumbra, en ocasiones se realiza no después de la tenida, sino que se efectúa después del Banquete y se realiza completamente diferente a los países latinos. Aquí en ningún momento se cruzan los brazos, cada participante de la Cadena los abre hacia abajo formando un triangulo, si consideramos que la cabeza es el vértice superior. La mano derecha toma la mano izquierda del hermano que estaba al lado derecho del hermano cercano a mi derecha y la mano izquierda tomando la mano derecha del hermano que estaba siguiente al hermano que estaba a mi izquierda, de tal manera que sobre cada hermano se formaba una imagen de una escuadra y un compas. En Francia, dentro del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, la Cadena de la Unión se efectúa en cada tenida, antes de cerrar el libro sagrado y antes de borrar el cuadro de logia, y habitualmente tienen dos maneras de realizarla, aunque siempre con el brazo derecho sobre el izquierdo y los pies formando una escuadra. La primera es cuando se recibe a un recién iniciado en el momento preciso en que regresa y se presenta en logia correctamente vestido (ver foto de abajo) La segunda manera es la que mayormente se acostumbra, con los brazos entrecruzados y se efectúa en cada tenida; y ambas expresan la idea de la vida, que simboliza la transmisión y la energía creativa, donde la mano derecha transmite y la izquierda recibe y se “abre o se cierra” con las mismas manos, según sea el caso de la llegada o retirada de un eslabón. En Chile por ejemplo, solamente la tenida de Primer Grado se cierra con la Cadena Fraternal (Cadena de Unión) tal como lo indica el respectivo Ritual editado por la Gran Logia de Chile. El cual señala que una vez que el Maestro de Ceremonia ha terminado de cerrar la Carta Constitutiva, el Libro Sagrado de la Ley y al haber apagado solamente los cirios de la Belleza y de la Fuerza, el Venerable Maestro invita a formar la Cadena de Unión que es encabezada por él mismo, desde su Sitial (trono) en el Oriente y los hermanos la completan por el Norte y el Sur rodeando el ARA, con el brazo derecho cruzado sobre el izquierdo y las manos libres, sin guantes con la palma de la mano derecha hacia abajo (entrega) y la izquierda hacia arriba (recibe). De esa manera, al tomarse de los dedos, la mano derecha La Cadena de Unión queda cerrada por los Hermano Vigilantes situados hacia Occidente, cada uno en su respectiva Columna. Y una vez cerrada y sin mediar palabras, el V.:M.: cierra la Cadena con un mensaje referente a la tenida o al tema discutido en la noche, mismo que al concluir señala la expresión, “Por ello, retirémonos satisfechos y contentos” a lo que se debe responder “Que así sea”, y se rompe la Cadena, debiendo los Hermanos aplaudir desacompasadamente y los dos Vigilantes esperar al VM.: al pié del Ara para acompañarlo en su salida del Templo. Los aplausos continúan hasta que las tres autoridades hayan abandonado el Templo. En las logias brasileñas que trabajan el rito Escocés Antiguo y Aceptado y el Francés o Moderno; el ritual señala que en “el momento adecuado”, se puede llevar a cabo a petición de un hermano o por iniciativa del Venerable Maestro la Cadena de la Unión; todo ello se activa con las palabras del Venerable Maestro cuando señala:”Hermanos de pie, vamos a unirnos ritualmente al centro del templo.” Este acto no necesariamente tiene que ser al concluir la sesión, ya que los hermanos, después de quitarse los guantes y bajar en el centro del templo, cruzar los brazos, el derecho sobre el izquierdo con el hermano y unir a la izquierda dando la mano derecha y otro a la derecha dando la mano izquierda, cuando la cadena está formada por el venerable maestro debe tener simétricamente y enfrente de si a sus dos Vigilantes, de tal manera que formen un Compas imaginario. Una vez comprobada la correcta conformación de la cadena, el Venerable Maestro susurra una palabra al primer hermano a su izquierda y otro en el primer hermano a su derecha, mismos que en silencio transmiten a sus contiguos, hasta que vuelva al Venerable Maestro en la dirección opuesta a aquella en que fueron enviados. Si las palabras están llegando justas, inmediatamente después de una pausa meditativa, el Venerable Maestro en alta voz anuncia: “Todo es correcto y perfecto”, y luego eleva a tres veces los brazos de sus vecinos imitadas por todos los participantes. La cadena se disuelve y todos ellos vuelven a sus asientos. El trabajo continua después de que todos hayan regresado y se coloquen los guantes blancos. Este acto ritalístico también se desarrolla cuando el Venerable Maestro señala: “Queridos Hermanos, esta cadena nos une más allá del tiempo y del espacio!. El mundo de las apariencias mantiene a nuestros cuerpos presos en este templo donde nuestros brazos están conectados. Nuestro espíritu es libre más allá de estas paredes, más allá de las fronteras, más allá de los mares. La Media Noche está a punto de sonar!, Hermanos visibles e invisibles presentes con la Mente y Espíritu, velan por los hombres dormidos. Hermanos que me entiendan, somos los guardianes de un antiguo secreto que yace en el corazón de la humanidad desde la cuna, que sólo hay un Amor, el de los vivos y de los muertos, el de Trabajo y el la Belleza, la de los hombres y de las mujeres, el de la naturaleza y la del Gran Arquitecto del Universo. En un mundo donde reina la materia, la fuerza y la mentira, Hay que hacer el juramento solemne de mantener en alto la luz de la antorcha de la ley del Amor y el Espíritu humano. Fortalezcamos esta cadena, mis hermanos!. Después el Venerable Maestro señala “Esta cadena es correcta y perfecta”. Y ya como acto final, el engranaje de salida de los hermanos, se lleva a cabo en sentido opuesto a las manecillas del reloj, como desenrollando el Ouroborus, los hermanos dispuestos y en orden, salen y se detienen en el Salón de los Pasos Perdidos en completo silencio y precedidos por el Maestro de Ceremonias, este les da el intercambio del Triple abrazo fraterno y el Venerable Maestro dice: “Hermanos nuestro trabajo está hecho”. En Perú una vez finalizados los Trabajos y haber jurado silencio sobre lo acontecido, los hermanos se retiran los guantes y el Venerable Maestro anuncia: “Ayudadme hermanos a formar la Cadena de Unión”. Y esta se realiza solamente en los grados de Ap.·. y Comp.·. y en el 3er Gr.·. No hay cadena. La Cadena se forma rodeando el Ara, el Venerable Maestro dando espalda al Or.·., el 1er. Vigilante a su derecha y el 2do. a su izquierda. El resto de los miembros cierran la cadena sin distinción de lugar. Los brazos cruzados, el derecho por encima del izquierdo, y la mano derecha sobre la izquierda, sujetándose uno al otro los dedos. Entonces el Venerable Maestro pide a alguno de los HH.·. ( a quien ha avisado antes de la Ten.·.) que “cierre la cadena”. Este lo hace comentando algún tema de actualidad, tanto nacional como mundial a su libre elección, en forma breve, finalizando con la repetición por tres veces de “Salud, Fuerza, Unión”. Cuando hay Inic.·. de algún nuevo H.·., este espera fuera de la Cadena, y un H.·. elegido por el Venerable Maestro le explica, estando la Cadena cerrada; que la cadena se abre solamente en tres oportunidades: Dos lamentables y una de alegría: La 1ra. cuando algún H. pasa al Or. Et.·. La 2da. cuando algún H.·. es expulsado de la Ord.·. Y la 3ra. de alegría, como hoy, que un nuevo eslabón se une a la cadena. En ese momento se abre la cadena y el nuevo H.·. ya juramentado se une a la misma. En las TTen.·. BBl.·., como la de los solsticios, donde están presentes PProf.·. se realiza la cadena con los brazos abiertos sin cruzar, tomándose las manos, mezclándose los HH.·. con los invitados, sin el ara que no está presente en el acto y, el Venerable Maestro siempre con su espalda al Or.·. En Paraguay y Perú en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado se pone el brazo derecho sobre el izquierdo y en el Rito de York el izquierdo sobre el derecho y, las manos se enlazan con las de los Hermanos que están a nuestro lado ( con los 4 dedos, exceptuando el pulgar). La ocasión más usada y frecuente en la cual desarrollan la Cadena de Unión, es cuando se tiene ceremonia de Iniciación. En esta oportunidad, se realiza Cadena dirigida por el Past Master ( también es un uso y costumbre) y el discurso de dicho hermano, es mas o menos el siguiente: “QQ:.HH:. esta cadena de unión símbolo de fuerza, unidad y fraternidad se abre en tres ocasiones: 1) La primera no es de nuestro agrado, y se produce cuando un H:. pasa al Oriente eterno , y debemos abrir esta cadena para dejarlo partir en paz y en armonía. 2) La segunda oportunidad, es quizás menos agradable, y sucede cuando un H:. no es del metal que nosotros creíamos y debemos abrir la cadena para expulsar a este hermano, cuyo metal no es el más adecuado. 3) La tercera oportunidad es de una gran alegría para nosotros y es cuando abrimos nuestra cadena de unión para incorporar nuevos metales que hagan más fuerte y fraterna a la misma” ( en ese momento, se abre la cadena y los nuevos iniciados se incorporan a la misma). Seguidamente el Past Master invita a los HH:. a entonar las estrofas del “Martín Fierro” poema del H:.Jose Hernández que dice: “Los hermanos sean unidos, porque esa es la ley primera, tengan unión verdadera, en cualquier tiempo que sea, porque si entre ellos se pelean, los devoran los de afuera”…(luego todos los HH:. exclaman “Unión, unión, unión !!! “) La Cadena de Unión en Israel, es una forma de trabajo que pertenece más a los ritos franceses como el Escocés Antiguo y Aceptado y el Francés o Moderno. En los rituales de Duncan relativos al Antiguo Gremio u Oficio, así como los rituales derivados del sistema Webb (norteamericano), la Cadena de la Unión es una práctica no prevista formalmente. Y por ejemplo, en la Gran Logia de Israel, las logias del Rito Escocés realizan la Cadena de la Fraternidad, colocando el brazo derecho encima del izquierdo, pero aquellas logias que practican el ritual o sistema de Emulación la hacen muy rara vez; y más que nada por influencias del REAA. Cabe aclarar que en la Logia de Perfeccionamiento y Emulación (ELOI) que es la curadora (depuradora) del ritual, no se establece la práctica de una ceremonia parecida a una Cadena de Unión. Tratando de “concluir” un poco, es claro que la Cadena de la Unión solo es posible realizarla entre “eslabones” del mismo tipo. Originalmente estuvo destinada a realizarse entre Maestros que habían alcanzado la “iniciación” perfecta. Además de otra significación complementaria, el signo de auxilio o socorro “emula” al eslabón que pide socorro y/o ayuda; y que sólo los Maestros Masones son capaces de identificar. El primer “eslabonamiento” a otro hermano o la primer cadena simbólica, se presenta con la realizada mediante la puesta en práctica de los C:. P:. de P:. del M:.M:. Pudiera seguir especulando al decir aquí que la siguiente es la que aparece en la liturgia del Grado 13 del REAyA y así sucesivamente se puede ir incrementando hasta llegar a “N” numero de eslabones (3,5,7,9). Lo cierto es que la Cadena de Unión Fraternal, renueva en Salud, Fuerza y Unión; a través de la virtud de cada hermano, la Salud Física, la Fuerza Moral y la Unión Espiritual del Templo material del que cada uno es responsable de consagrar y que ni la misma muerte podrá separar de cada verdadero iniciado. Finalmente agradezco la contribución de los hermanos que al final enlisto por el intercambio de sus experiencias.

Y tratando de haber arrojado un poco de luz sobre el tema, quedo en atención fraternalmente

Alfredo Sánchez Villanueva Ven:. Mtro. 2013 R. L. S. “Gral. Pedro José Méndez, Luz” No. 83 Cd. Victoria, México.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: